La capacidad de energía hidroeléctrica mundial creció un 1,6% en 2020 para alcanzar los 1.330 GW