La demanda eléctrica nacional cayó un 4,6% en mayo en términos desestacionalizados