La Unión Europea ahorra 100.000 millones gracias a las nuevas renovables