Renovables, mejor inversión que capturar carbono para enfrentar el cambio climático