Todos sabemos que la energía eólica en España ha ido aumentando año tras año. Sin emabargo, me ha parecido interesante buscar datos fiables para conocer la evolución con datos concretos. Este es el resultado y lo comparto para los lectores de esenergia.

En 2021 la energía eólica en España ha aportado un 32,9 % más de energía en el sistema eléctrico respecto al mismo periodo de 2020. La consecuencia es un nuevo record: en marzo de 2021 se ha logrado que más de la mitad de la producción nacional de electricidad (54,6%) sea de origen renovable. Las energías renovables en su conjunto han sido responsables de casi 35.000 GWh. Esta cifra implica un aumento del 29% respecto al mismo periodo de 2020.

El pasado 23 de enero de 2021, la energía eólica en España registró, su mayor aportación de energía diaria al mix de generación. Entonces se alcanzó la cifra de 413 GWh, es decir, un 2,2% más que el anterior máximo, registrado el 13 de diciembre de 2019. Ese día se registró 404 GWh.

La energía eólica en España es la tecnología de generación con más potencia instalada. A día de hoy, aporta un total de 27.370 MW y representa una cuarta parte de los 109.899 MW de potencia instalada, según datos actualizados a febrero de 2021. Desde 2017, el parque de generación español ha sumado cerca de 4.300 nuevos MW de potencia eólica.

La energía eólica en España con datos de 2019

La energía eólica ese año fue una de las principales fuentes del sistema eléctrico español. Pero no se queda ahí, el año 2019 fue un año de récord en lo que a la energía eólica en España se refiere. La potencia eólica terrestre instalada en España en 2019 en tierra firme alcanzó 2.243 MW. Estas cifras ponen de manifiesto que se superó a la potente Alemania (1.078); incluso a la suma de Francia (1.336 megas) y Reino Unido (629) juntos. Si seguimos disfrutando de las estadísticas encontramos que tenemos más megavatios que los 20 países de la Europa del Este.

Aragón ha instalado más del doble de potencia que Italia. Galicia, más que Bélgica y Holanda juntas. Ahora mismo, y según el Balance 2019 publicado por la Asociación Empresarial Eólica (AEE), España cuenta con 25.704 megavatios de potencia eólica; 1.205 parques; 20.940 aerogeneradores instalados.

energia eolica en españa

Datos de energía eólica en españa en 2019. Fuente: AEE

El sector eólico está muy distribuido además. La instalaciones de energía eólica en España están presentes en 16 de las 17 comunidades autónomas. Exceptuando Madrid, hay parques en todas las autonomías españolas.

Aragón, con 1.102 megavatios; Castilla y León, con 461 megas; y Galicia, con 416, han sido las tres regiones en las que más potencia ha sido instalada en 2019. Así, más del veinte por ciento de la electricidad producida en 2019 en suelo español es de origen eólico (20,6, según Red Eléctrica de España; 20,8, según la AEE). España está en lo que a cuota se refiere cinco puntos por encima de Europa.

Según WindEurope, el parque eólico europeo produjo el año pasado el 15% de la electricidad que consumió el Viejo Continente.

Curiosidades de ese año sobre energía eólica en España 2019

Los cinco fabricantes que han firmado más potencia en España en 2019 han sido Siemens Gamesa, Vestas, GE, Nordex-Acciona WindPower y Enercon. Entre los cinco suman el 98,05% de la potencia instalada.

El 67% de la potencia eólica instalada en Europa se concentra hoy en cinco países: Alemania (61.357 MW), España (25.704), Reino Unido (23.515, casi 10.000 de ellos mar adentro), Francia, (16.646) e Italia (10.512).

La energía eólica en España con datos de 2018 y anteriores

Según datos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), en 2018, la eólica aportó el 19% de la electricidad consumida en España, siendo la segunda tecnología del sistema energético. En el conjunto del año, la eólica generó 48.902 GWh, un 2,9% superior a la aportación de 2017.

En 2018, España ha incrementado la potencia eólica instalada en 392 MW, sumando un total de 23.484 MW eólicos. Este volumen de potencia sitúo a España como segundo país europeo en potencia eólica instalada y el quinto a nivel mundial.

La cifra de megavatios eólicos instalados en 2018 puso de manifiesto el relanzamiento del sector eólico español y la vuelta a la actividad. De la nueva potencia eólica instalada en España, 190 MW (el 48,5% del total) corresponden a parques en las Islas Canarias. El resto de los megavatios instalados -unos 200 MW- corresponden a Aragón, Galicia, Andalucía, Castilla La Mancha y Cataluña.

El uso de las energía renovables en España, en el año 2015 generó un 34,6 % de la demanda total. De este 34% la energía eólica proporciona un 17,6%. La energía eólica ha llegado a proporcionar un 40% de la demanda total de electricidad, con un 74’5% de la potencia eólica en funcionamiento. Se han dado casos, en que se ha desconectado hasta un 37% de los aerogeneradores ya que no se podía absorber todo la electricidad que proporcionan.

La potencia eléctrica instalada a finales del año 2015 de energía eólica ascendía a 5.425 kW, y continua en aumento. En la actualidad, España es el segundo del mundo en cuanto a la potencia eólica instalada, solamente por detrás de Alemania, y continúa progresando.
Al igual que hay picos de generación máxima, también los hay cuando no sopla el viento, en este caso en los parques eólicos se utilizan los acumuladores para producir electricidad.

La energía eólica según datos a nivel mundial en 2018

Según estimaciones del Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC) sobre el mercado eólico mundial en 2018, el año pasado la potencia eólica instalada en el mundo habría alcanzado 591 GW.

Durante 2018, la potencia eólica mundial se ha incrementado en 51,3 GW (46,8 GW onshore y 4,49 GW offshore). China, EE.UU., Alemania e India han sido los países que más potencia han instalado en el año y continúan siendo líderes a nivel mundial.
En Europa, en 2018, según WindEurope, la potencia total instalada habría sido de 11,7 GW. La nueva potencia ha estado liderada por Alemania, seguido de Reino Unido y Francia. Por su parte, España continúa siendo el segundo país europeo con más potencia instalada con 23,5 GW.

En 2018, se han instalado 2,65 GW eólicos offshore en aguas europeas. Con esta nueva potencia, la capacidad total instalada de eólica marina asciende a 19 GW.

La energía eólica en Europa

En total, la Unión Europea cuenta ya con 189 GW eólicos. Con los 375 TWh generados con toda esa potencia, se habría cubierto la demanda de 67 millones de hogares de la UE (o el consumo de 167 millones de europeos).

Además, se ha evitado la emisión de 208 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, y la importación de combustibles fósiles por valor de más de 14.500 millones de euros.

La energía eólica en Asia

En el continente asiático, China, en primera posición en el ranking mundial, ha sumado 23 GW en 2018, y cuenta con una capacidad eólica de 188 GW. Esto representa el 35% de la potencia eólica mundial. India también tuvo un buen año con la instalación de 2.200 MW y cuenta ya con 35 GW de potencia eólica.

Por otro lado, Pakistán, Tailandia y Vietnam se mantienen como mercados prometedores. Además, hay movimientos en otros mercados como el japonés, pero, sobre todo, en el de Corea del Sur, como resultado de las políticas promulgadas por el nuevo gobierno.

La energía eólica en América

Según los datos preliminares de GWEC, en toda América se habrían instalado 11,9 GW de nueva potencia eólica en 2018, con un incremento del 12% respecto a 2017.

Estados Unidos ha experimentado otro año consecutivo con un fuerte crecimiento en energía eólica con la instalación de 7,5 GW, lo que supone un total de 96,6 GW eólicos instalados en el país.  La compra directa de electricidad limpia por parte de grandes compañías locales está desempeñando un papel cada vez más importante en ese mercado, ya que el número de corporaciones (Google, Apple, Nike, Facebook, Wal-Mart, Microsoft, etc.), que firman contratos de energía eólica y solar, continúa creciendo en el país.

En Sudamérica, Brasil acumuló cerca de 2 GW, a pesar de las crisis políticas y económicas, mientras que México instaló algo menos de 1 GW.

Datos anteriores de energía eólica a nivel mundial

En el año 2013, se alcanzaron los seis gigavatios de potencia instalada, desglosada en 1.939 aerogeneradores marinos en 58 parques eólicos en aguas de 10 países. En aquel momento en el continente europeo estaban el 90% de los molinos de viento marinos del mundo. Se planteo un objetivo hoy día alcanzado: llegar en 2020 a los 40 gigavatios, lo que equivaldría a un 4% de la demanda de energía eléctrica, según la Asociación Europea de Energía Eólica (EWEA).

Investigadores de la Universidad de Jaén han logrado un avance significativo en la producción sostenible del aceite de oliva. Según, un reciente estudio es posible integrar la bioenergía con captura y almacenamiento de carbono. Este enfoque no solo promete reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino también producir aceite de oliva virgen extra (AOVE) con una huella de carbono negativa.

La bioenergía con captura y almacenamiento de carbono es una tecnología que combina la producción de energía a partir de biomasa con la captura y el almacenamiento del CO2 resultante. Esta tecnología es conocida como BECCS. Los pasos que sigue BECCS son los siguientes:

  1. Biomasa: Se cultiva biomasa, como plantas o residuos orgánicos, que durante su crecimiento absorben CO2 de la atmósfera.
  2. Conversión: La biomasa se convierte en energía útil (electricidad, calor, etc.) mediante procesos como la combustión o la fermentación.
  3. Captura de CO2: Durante la conversión, se captura el CO2 liberado en lugar de permitir su escape a la atmósfera.
  4. Almacenamiento: El CO2 capturado se almacena de forma segura en formaciones geológicas subterráneas.

El resultado es un sistema de energía que puede reducir la concentración de CO2 atmosférico, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático. Es un paso más en la energia agrovoltaica.

Un estudio reciente de bioenergía con captura y almacenamiento de carbono

Un estudio titulado «Productos sin carbono para involucrar a la sociedad en la acción climática: el ciclo de vida del aceite de oliva». Este informe: Carbon-negative products to engage society in climate action: The life cycle of olive oil”, ha sido publicado en la revista científica “Sustainable Production and Consumption”. Utilizando la metodología de Análisis de Ciclo de Vida (ACV), el estudio evaluó el potencial de la producción de aceite de oliva con emisiones negativas.

Los resultados del estudio son alentadores. Han demostrando que es posible producir AOVE con una huella de carbono de hasta -0,32 kg de CO2eq por litro. Esta cifra se alcanza valorizando los residuos de poda de olivos generados en la etapa agrícola. Sin embargo, se identificaron impactos negativos relacionados con la acidificación y la eutrofización, que deben ser gestionados cuidadosamente mediante una planificación adecuada.

curso fotovoltaica online desde Madrid

El potencial de BECCS en cultivos agrícolas

Los investigadores de la Universidad de Jaén consideran que el camino hacia la producción sostenible de aceite de oliva requiere inversiones estratégicas, políticas personalizadas y una colaboración estrecha entre los sectores público y privado. Este estudio destaca la necesidad de enfoques innovadores que promuevan productos con emisiones negativas, allanando el camino hacia un futuro más sostenible.

«Nuestro trabajo demuestra el potencial de BECCS para producir aceite de oliva con una huella de carbono negativa, lo cual podría posicionar a esta industria en la vanguardia de prácticas más sostenibles y servir como modelo para otras industrias. Además, este avance podría generar ingresos adicionales para agricultores e industriales, mientras contribuye al avance hacia los objetivos climáticos», subraya el doctor Galán-Martín.

Declaraciones

«El objetivo principal era determinar si las tecnologías BECCS basadas en los residuos de poda del olivar, una biomasa a menudo infrautilizada pero con gran potencial, pueden alimentar la energía necesaria para los procesos de las almazaras, logrando así una reducción neta de las emisiones de CO2», explica el investigador responsable del estudio, Ángel Galán-Martín. Este trabajo fue desarrollado en colaboración con María del Mar Contreras y Eulogio Castro, del Departamento de Ingeniería Química, Ambiental y de los Materiales de la Universidad de Jaén.

El hidrógeno biológico da un paso adelante gracias a los investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO). Han logrado un avance significativo en la producción de hidrógeno verde mediante el uso de un consorcio de algas y bacterias. Este sistema innovador presenta la tasa más alta de producción de hidrógeno verde reportada hasta la fecha para este tipo de consorcios.

El consorcio, compuesto por un alga (Chlamydomonas reinhardtii) y tres bacterias (Microbacterium forte, Bacillus cereus y Stenotrophomonas goyi), funciona de manera simbiótica. Las bacterias suministran a las algas los nutrientes necesarios para la producción de hidrógeno, mientras que las algas liberan oxígeno que beneficia el crecimiento de las bacterias.

Este proceso no solo produce hidrógeno verde, sino que también genera biomasa y limpia las aguas residuales donde se cultiva el consorcio. Esto convierte al sistema en una solución sostenible y ambientalmente amigable para la producción de combustible.

La producción de hidrógeno verde mediante consorcios de algas y bacterias se presenta como una alternativa prometedora a los métodos tradicionales como la electrólisis del agua o el uso de combustibles fósiles.

Otros métodos de producción de hidrógeno con tratamientos biológicos incluyen:

Fotosíntesis artificial: este método utiliza sistemas biomiméticos para imitar la fotosíntesis natural y convertir la luz solar en hidrógeno.

Fermentación: bacterias específicas descomponen materia orgánica para producir hidrógeno.

Biorremediación: microorganismos descomponen contaminantes presentes en aguas residuales y generan hidrógeno como subproducto.

El estudio de la UCO se destaca por la eficiencia del consorcio desarrollado y su potencial para la biorremediación de aguas residuales. Las investigaciones futuras se enfocarán en optimizar el proceso, aumentar la producción de hidrógeno y evaluar la viabilidad a gran escala de este sistema innovador.

La Comisión Europea ha presentado una propuesta trascendental en su informe anual sobre el estado del mercado único europeo, proponiendo la implementación de compras conjuntas de suministros estratégicos. Este informe tiene un enfoque particular en hidrógeno y materias primas críticas. El objetivo primordial de esta iniciativa es fortalecer la autonomía de Europa y competir eficazmente con países como China y Estados Unidos en el ámbito global.

El informe de la Comisión aborda los pilares esenciales para el funcionamiento del mercado europeo, tales como la inversión y el comercio. Además, se adelanta al informe encargado por Bruselas a los ex primeros ministros italianos, Enrico Letta y Mario Draghi, sobre la competitividad europea.

Bruselas apuesta por seguir aplicando medidas de defensa comercial para luchar contra la competencia desleal. Según indica el documento publicado: “La pandemia de COVID-19 y la invasión rusa de Ucrania han revelado la vulnerabilidad del mercado único a los problemas en las cadenas de suministros. Esto requiere acción decidida, incluyendo medidas de reciprocidad, compras conjuntas y diversificación del suministro”.

cursos energias renovables 2024

La posición sobre las materias primas críticas

La Comisión destaca el papel preeminente de la Unión Europea como principal exportador mundial, responsabilizándose del 16% de las adquisiciones globales. Este posicionamiento la coloca a la par con China y por delante de Estados Unidos. No obstante, se subraya la pérdida de terreno en sectores clave como la alta tecnología, la industria química y automotriz, consecuencia de la crisis energética y del auge de China.

El informe señala que los costes de inversión elevados y las condiciones atractivas de inversión en terceros países cifran la inversión anual necesaria en estas áreas en 650.000 millones de euros.

Para abordar estas cuestiones sobre materias primas críticas, la Comisión propone que la plataforma de compras conjuntas de gas, establecida tras la invasión rusa de Ucrania, sirva como modelo para organizar compras conjuntas de recursos estratégicos. Esta estrategia tiene como objetivo unificar la demanda de la UE para negociar con mayor fuerza en el mercado.

El informe destaca la dependencia estratégica de la UE en casi el 10% de los productos importados. Esto resalta la creciente exposición a China. La reciente limitación de exportaciones de galio, germanio y grafito artificial por parte de China subraya los riesgos asociados con depender económicamente de un único importador no europeo.

Diversificación de proveedores de materias primas críticas

La Comisión aboga por la diversificación de fuentes de suministros y el impulso de la producción local para reducir la vulnerabilidad. Asimismo, insta a combatir la competencia desleal mediante medidas de defensa comercial y otras herramientas desarrolladas en los últimos años, incluida la investigación de los subsidios chinos a vehículos eléctricos.

Es crucial considerar las regulaciones europeas en materia de hidrógeno. Estas desempeñarán un papel esencial en la consecución de los objetivos propuestos por la Comisión para fortalecer la independencia y competitividad de Europa en el panorama global.

El informe de la Comisión afirma: “La UE debería desplegar medidas de defensa comercial para proteger el mercado único cuando sea necesario y trabajar continuamente para evaluar y atajar los riesgos para la seguridad económica”.

Fuente: EuroEFE Euractiv

Nuevos avances en la aplicación del riego con energía fotovoltaica permiten reducir el coste de las explotaciones agrícolas. La convergencia de la tecnología y la energia agrovoltaica ha llevado a un área con gran relevancia para los ingenieros agrónomos. La disponibilidad de agua y la eficiencia energética son dos desafíos cruciales para la agricultura moderna. La integración de sistemas de riego con fuentes de energía renovable, en particular la energía fotovoltaica, emerge como una solución prometedora.

Avances del riego con energía fotovoltaica

A nuestro criterio los avances más significativos son los siguientes:

La integración de sistemas de riego con energía fotovoltaica

Investigaciones recientes han demostrado un interés creciente en la integración de sistemas fotovoltaicos con sistemas de riego agrícola. Un estudio destacado por Zhang et al. (2022) investigó la viabilidad técnica y económica de sistemas fotovoltaicos para bombas de agua utilizadas en riego. Sus hallazgos sugieren que la adopción de esta tecnología puede no solo reducir los costos operativos, sino también mitigar la huella de carbono asociada con el riego agrícola.

Optimización de paneles solares para riego

La optimización de la eficiencia energética es esencial para el éxito de los sistemas de riego con energía fotovoltaica. Investigaciones recientes, como el trabajo de Li et al. (2023), se centran en la optimización de la disposición de paneles solares y el rendimiento de las bombas de agua. Este estudio destaca la importancia de adaptar los sistemas fotovoltaicos a las características específicas de cada región, maximizando así la eficiencia del riego.

Innovaciones en sensores y control automático

La implementación exitosa de sistemas de riego con energía fotovoltaica requiere un monitoreo preciso y un control eficiente. Trabajos recientes, como el de García et al. (2024), se centran en el desarrollo de sistemas de sensores inteligentes y algoritmos de control automático. Estas innovaciones buscan garantizar una distribución uniforme del agua y optimizar la gestión del recurso hídrico en la agricultura.

Estudios sobre la aplicación del riego con energía fotovoltaica

Los estudios consultados aportan análisis económicos, simulaciones numéricas y pruebas de campo. Los resultados sugieren que la implementación de sistemas de riego con energía fotovoltaica puede conducir a ahorros significativos en costos operativos, reducir la dependencia de fuentes de energía no renovables y mejorar la sostenibilidad general de la agricultura.

Los resultados más significativos de estas investigaciones respaldan la idea de que la integración de sistemas de riego con energía fotovoltaica puede ser una estrategia efectiva para abordar los desafíos energéticos y hídricos en la agricultura. Las implicaciones van más allá de la reducción de costos, incluyendo la mitigación de impactos ambientales y la mejora de la resiliencia agrícola frente al cambio climático.

Sin embargo, aún hay retos pendientes de resolver. Por ejemplo, el aprovechamiento del espacio, que se podría inspirar en las tejas solares. También, está la mejora de la eficiencia de conversión fotovoltaica, el desarrollo de tecnologías de almacenamiento de energía más avanzadas y la integración de enfoques de inteligencia artificial para el control óptimo de los sistemas. Estos avances podrían allanar el camino para la adopción generalizada de sistemas de riego con energía fotovoltaica y su contribución a la sostenibilidad global en la agricultura.

Fuentes consultadas:

Zhang, Y., Li, J., Wang, L., & Chen, Z. (2022). Solar Photovoltaic Pumping Systems for Sustainable Agricultural Irrigation: A Review and Perspective. Solar Energy, 229, 213-225.

Li, X., Wang, H., Zhang, Q., & Liu, Y. (2023). Optimization of Photovoltaic Pumping Systems for Agricultural Irrigation: A Case Study in Northern China. Journal of Renewable and Sustainable Energy, 15(2), 023503.

García, M., Pérez, A., Rodríguez, C., & Sánchez, J. (2024). Smart Irrigation Systems Powered by Photovoltaic Energy: Advances and Challenges. Agricultural Water Management, 254, 107026.

Fomentar la biomasa en zonas rurales es el objetivo del proyecto Branches-INtercamBIOM. Está focalizado en estimular la adopción de innovaciones relacionadas con la biomasa en esquemas de bioeconomía. Entre sus recomendaciones más destacadas se encuentran: la importancia de facilitar la colaboración entre agentes, difundir ejemplos exitosos y fomentar redes de transferencia en el ámbito rural. Este enfoque se considera esencial para promover un sector de bioeconomía sostenible.

La bioeconomía se centra en la utilización sostenible de recursos biológicos. Se ha convertido en un pilar fundamental para el desarrollo sostenible, particularmente en la población rural. El proyecto Branches-INtercamBIOM ha emergido como un impulsor de innovaciones en la adopción de biomasa en zonas rurales. Álguna de estas se podrán emplear en la energia agrovoltaica.

Las recomendaciones propuestas por el proyecto destacan la necesidad de facilitar la colaboración entre diversos actores en el ámbito de la bioeconomía. Esto incluye la difusión de ejemplos exitosos y la promoción de redes de transferencia para compartir prácticas acreditadas con agricultores, empresas forestales, ganaderos y entidades rurales. La plataforma INtercamBIOM se erige como un repositorio informativo integral, ofreciendo resúmenes, videos, podcasts e imágenes de prácticas innovadoras en España y Europa.

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) promueve la necesidad de alejarse de enfoques tradicionales de I+D y abogar por procesos más prácticos. A través de iniciativas como los proyectos Branches y BioRural, Avebiom defiende la implementación de redes de transferencia que proporcionen información accesible. Estas redes se complementan con actividades como visitas, talleres y demostraciones, consolidando la aplicación efectiva de innovaciones en la práctica.

La biomasa en zonas rurales desempeña un papel crucial en España. Destaca como una fuente versátil y sostenible de energía. La adopción de biocombustibles derivados de residuos orgánicos, como aceites de cocina usados y desechos agrícolas, se presenta como una respuesta efectiva para impulsar la bioeconomía. Además, contribuyen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Javier Díaz, presidente de Avebiom, subraya la importancia de un enfoque sistemático y continuo para garantizar que los avances en biomasa no sean eventos aislados, sino componentes fundamentales del desarrollo sostenible en áreas rurales. Avebiom se compromete a colaborar con diversos agentes, centros de I+D, emprendedores y actores sociales del medio rural para llevar estas recomendaciones a aquellos interesados en adoptar prácticas innovadoras ya en funcionamiento.

Iniciativas relacionadas con la bioeconomía

Avebiom continúa su contribución a la bioeconomía a través de proyectos como AgroBioHeat, enfocado en soluciones de calor con agrobiomasa en áreas rurales europeas, y BioRural, que busca crear una comunidad de interés en la red europea de bioeconomía rural. Estas iniciativas refuerzan el compromiso de Avebiom en el fomento de prácticas innovadoras y sostenibles en el sector.

Algunas de las recomendaciones del proyecto Branches-INtercamBIOM son facilitar la colaboración entre agentes, difundir ejemplos de éxito y fomentar las redes de transferencia para mostrar prácticas acreditadas a potenciales usuarios y a los consultores que dan servicio a agricultores, empresas forestales, ganaderos y empresas del ámbito rural.

Avebiom propone que a través de INtercamBIOM se difundan prácticas innovadoras documentadas y promovidas en otros proyectos e iniciativas, tales como Manstreambio, ScaleUp, Green&Circular, Erasmus TANGO o AgrifoodTE, y que apoye la diseminación de prácticas de otras iniciativas y grupos operativos en bioeconomía rural.

Las energías renovables son necesarias para producir hidrógeno verde. El color del hidrógeno se logra dependiendo la fuente primaria de energía. Sin embargo, la gran apuesta se centra en el color verde por las siguientes razones:

✅ Origen Sostenible: El hidrógeno verde se produce a través de la electrólisis del agua utilizando electricidad renovable, como la solar o eólica.

✅ Reducción de Emisiones: La producción de hidrógeno verde con energías renovables no emite dióxido de carbono u otros gases de efecto invernadero, lo que lo convierte en una opción más limpia.

✅ Eficiencia Energética: La conversión directa de energía renovable en hidrógeno verde es más eficiente en términos de emisiones y uso de recursos que la producción de hidrógeno a partir de combustibles fósiles.

✅ Compatibilidad Ambiental: Las energías renovables son esenciales para garantizar que el proceso de producción de hidrógeno sea ambientalmente sostenible y cumpla con los objetivos de reducción de carbono.

✅ Escalabilidad Sostenible: La disponibilidad a largo plazo de hidrógeno verde como recurso energético depende directamente de la capacidad de expansión de las energías renovables.

La energía eólica para producir hidrógeno verde

La energía eólica se emplea para producir hidrógeno verde. En España, la energía eólica ha experimentado un enorme crecimiento en los últimos años. Sin embargo, aún presentaa desafíos significativos para su integración eficiente en la red nacional eléctrica. Entre estos desafíos se encuentran los problemas de la energía renovable intermitente. También, en las condiciones climáticas adversas que pueden causar desconexiones en las instalaciones durante eventos de vientos fuertes.

La variabilidad inherente de la energía eólica resalta la necesidad crucial de desarrollar tecnologías efectivas de almacenamiento, y es en este contexto donde la producción de hidrógeno mediante electrólisis, utilizando la electricidad excedente generada por fuentes eólicas, emerge como una alternativa sostenible para el almacenamiento energético.

La integración de la tecnología de producción de hidrógeno con la energía eólica permite aprovechar el excedente de energía eólica y convertirlo en una forma almacenable y utilizable para el consumo final. Tanto en grandes parques eólicos como en sistemas aislados de aerogeneradores

El funcionamiento de estas plantas de energía renovable

Un parque de enería eólica dedicada a producir hidrógeno verde necesita los siguientes equipos.

✅ Aerogenerador: Este sistema convierte la energía cinética del viento en energía eléctrica, ya sea de forma individual o como parte de un parque eólico.

✅ Electrolizador: Equipos especializados que utilizan la electrólisis del agua para producir hidrógeno a partir de la electricidad generada por los aerogeneradores.

✅ Almacén de hidrógeno: Depósitos diseñados para almacenar el hidrógeno producido por el electrolizador, generalmente a alta presión.

✅ Pila de combustible: En algunas configuraciones, la energía eléctrica puede ser recuperada a través de una pila de combustible. Este dispositivo convierte el hidrógeno almacenado de vuelta en electricidad, o mediante motores de combustión interna conectados a generadores eléctricos.

El funcionamiento de estos sistemas se basa en la captura del excedente de energía eólica. Cuando la generación de electricidad excede la demanda, el excedente se dirige hacia un electrolizador que, mediante reacciones electroquímicas, descompone el agua en hidrógeno y oxígeno. El hidrógeno se almacena para su uso posterior, mientras que el oxígeno se libera de manera segura en la atmósfera.

Energía solar para producir hidrógeno verde

Un ejemplo de producir hidrógeno verde a partir de energía fotovoltaica lo encontramos en la empresa española de ingeniería Ansasol. El pasado 2023 ha culminado la construcción de 12 nuevos proyectos enfocados en energía fotovoltaica para producir hidrógeno verde. Los proyectos fotovoltaicos, que aportan una capacidad instalada de 114,3 MWp y una producción anual aproximada de 191.570 MWh. Estos proyectos de electrólisis suman una capacidad de 350 MW y generan alrededor de 45.000 toneladas de hidrógeno verde anualmente.

Esta empresa española está especializada en el desarrollo de plantas fotovoltaicas y plantas de hidrógeno verde. Ha demostrado su compromiso con la expansión y crecimiento continuos al incorporar durante el pasado año, tres nuevos proyectos de energía fotovoltaica y nueve proyectos de hidrógeno verde a su cartera de desarrollo.

Los proyectos de hidrógeno verde se encuentran en diversas ubicaciones de España, como Badajoz, Cáceres, Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Estas se encuentran actualmente en diferentes etapas de desarrollo. Su capacidad combinada de electrólisis asciende a 350 MW. Tiene una producción anual estimada de 44.670 toneladas de hidrógeno verde. Ansasol, a través de Hydron, se consolida con cerca de 1,6 GW de potencia de electrólisis en España.

Además, Ansasol tiene planes para establecer 20 hidrogeneras en la red de carreteras nacionales, destinadas al suministro de hidrógeno para camiones, autobuses, vehículos ligeros y maquinaria pesada, contribuyendo así a la expansión de la movilidad sostenible en el país.

Adaptando sus instalaciones para el futuro

En el ámbito fotovoltaico, Ansasol ha puesto en marcha proyectos significativos durante 2023, como Gazules I y II en Alcalá de los Gazules, Villanueva de Algaida en Málaga, y Las Vaguadas en Badajoz, totalizando 23,7 MWp de capacidad instalada y generando conjuntamente 191.570 MWh anuales. Con estos nuevos proyectos, Ansasol refuerza su posición como un referente en el desarrollo de proyectos de energía fotovoltaica en España. Actualmente, acumula más de 1.200 MW de capacidad fotovoltaica en nuestro país.

La destacada trayectoria de Ansasol en la implementación exitosa de proyectos renovables favorecerá su capacidad de producir hidrógeno verde. Destaca su papel crucial en la generación de energía limpia y su compromiso con el mantenimiento de sus instalaciones fotovoltaicas.