La Comisión Europea ha presentado una propuesta trascendental en su informe anual sobre el estado del mercado único europeo, proponiendo la implementación de compras conjuntas de suministros estratégicos. Este informe tiene un enfoque particular en hidrógeno y materias primas críticas. El objetivo primordial de esta iniciativa es fortalecer la autonomía de Europa y competir eficazmente con países como China y Estados Unidos en el ámbito global.

El informe de la Comisión aborda los pilares esenciales para el funcionamiento del mercado europeo, tales como la inversión y el comercio. Además, se adelanta al informe encargado por Bruselas a los ex primeros ministros italianos, Enrico Letta y Mario Draghi, sobre la competitividad europea.

Bruselas apuesta por seguir aplicando medidas de defensa comercial para luchar contra la competencia desleal. Según indica el documento publicado: “La pandemia de COVID-19 y la invasión rusa de Ucrania han revelado la vulnerabilidad del mercado único a los problemas en las cadenas de suministros. Esto requiere acción decidida, incluyendo medidas de reciprocidad, compras conjuntas y diversificación del suministro”.

cursos energias renovables 2024

La posición sobre las materias primas críticas

La Comisión destaca el papel preeminente de la Unión Europea como principal exportador mundial, responsabilizándose del 16% de las adquisiciones globales. Este posicionamiento la coloca a la par con China y por delante de Estados Unidos. No obstante, se subraya la pérdida de terreno en sectores clave como la alta tecnología, la industria química y automotriz, consecuencia de la crisis energética y del auge de China.

El informe señala que los costes de inversión elevados y las condiciones atractivas de inversión en terceros países cifran la inversión anual necesaria en estas áreas en 650.000 millones de euros.

Para abordar estas cuestiones sobre materias primas críticas, la Comisión propone que la plataforma de compras conjuntas de gas, establecida tras la invasión rusa de Ucrania, sirva como modelo para organizar compras conjuntas de recursos estratégicos. Esta estrategia tiene como objetivo unificar la demanda de la UE para negociar con mayor fuerza en el mercado.

El informe destaca la dependencia estratégica de la UE en casi el 10% de los productos importados. Esto resalta la creciente exposición a China. La reciente limitación de exportaciones de galio, germanio y grafito artificial por parte de China subraya los riesgos asociados con depender económicamente de un único importador no europeo.

Diversificación de proveedores de materias primas críticas

La Comisión aboga por la diversificación de fuentes de suministros y el impulso de la producción local para reducir la vulnerabilidad. Asimismo, insta a combatir la competencia desleal mediante medidas de defensa comercial y otras herramientas desarrolladas en los últimos años, incluida la investigación de los subsidios chinos a vehículos eléctricos.

Es crucial considerar las regulaciones europeas en materia de hidrógeno. Estas desempeñarán un papel esencial en la consecución de los objetivos propuestos por la Comisión para fortalecer la independencia y competitividad de Europa en el panorama global.

El informe de la Comisión afirma: “La UE debería desplegar medidas de defensa comercial para proteger el mercado único cuando sea necesario y trabajar continuamente para evaluar y atajar los riesgos para la seguridad económica”.

Fuente: EuroEFE Euractiv

En el actual escenario de crisis hídrica, las tecnologías de producción de hidrógeno emergen como una solución clave para canalizar y gestionar eficientemente la abundante energía generada por fuentes renovables. Sin embargo, el progreso de estas tecnologías se ve amenazado por la imperativa necesidad de priorizar el uso del agua para el consumo humano en lugar de destinarlo a la generación de hidrógeno.

El proyecto H2ORA, una colaboración entre Isfoc, Adiego Hermanos, Vanguardland-Consultoría Energética Lda, el Clúster de la Energía Solar Solartys y el Clúster para el Uso Eficiente del Agua ZinnaeE, se erige como un faro de esperanza. Su objetivo fundamental es desarrollar una herramienta de software de acceso abierto. Está destinada a profesionales del sector, y tiene el propósito de facilitar la toma de decisiones en relación con la disponibilidad y uso del agua. Su  principla aplicación será la implementación de proyectos de generación de hidrógeno verde.

En un comunicado Isfoc subraya la vital importancia de las tecnologías de producción de hidrógeno como la mejor estrategia para aprovechar la energía proveniente de fuentes renovables. Esta compañía es consciente de la escasez de agua en la producción de hidrógeno. Además, afecta a otros sectores. Por eso, se embarca en la búsqueda de soluciones para optimizar el uso del agua en la producción de hidrógeno verde.

curso hidrogeno online

Una herramienta para analizar el agua en la producción de hidrógeno

H2ORA se propone desarrollar una herramienta que permita simular la viabilidad de utilizar aguas residuales, ya sean de procesos industriales, para la producción de hidrógeno verde. La herramienta identificará los tratamientos necesarios para transformar estas aguas en aptas para su uso en electrolizadores comerciales. Además, ofrecerá a las industrias generadoras de aguas residuales la posibilidad de evaluar la incorporación de sistemas de producción de hidrógeno en sus instalaciones. Esta iniciativa no solo reducirá la generación de residuos, sino que también fomentará la autosuficiencia energética en consonancia con los principios de la economía circular.

El proyecto H2ORA es un faro de innovación y sostenibilidad en medio de la crisis hídrica. Su enfoque técnico y colaborativo busca no solo garantizar la viabilidad de las tecnologías de producción de hidrógeno, sino también promover prácticas ecoeficientes en aras de un futuro más sostenible.

Este proyecto, respaldado financieramente por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España y la Unión Europea a través del programa Next Generation EU, se presenta como una respuesta integral a los desafíos actuales. La colaboración entre diversos actores, incluyendo empresas y clústeres especializados, demuestra un compromiso conjunto hacia la sostenibilidad y la innovación.

La utilización de la energía solar para la producción de hidrógeno emerge como una estrategia clave. La producción de hidrógeno mediante la electrólisis alimentada por energía solar fotovoltaica o térmica ofrece la promesa de un vector energético limpio y versátil.

Los avances recientes indican que la convergencia de la fotovoltaica eficiente, la electrólisis térmica y catalizadores avanzados allana el camino hacia la producción de hidrógeno limpia y rentable. Con un enfoque continuo en la investigación y desarrollo, estas tecnologías podrían desempeñar un papel fundamental en la descarbonización de sectores clave de la economía.

Tecnologías eficientes de energía solar aplicadas para producir hidrógeno

Para el futuro, se prevé una mayor integración de sistemas, la búsqueda de catalizadores aún más eficientes y la escalabilidad de las tecnologías desarrolladas. Sin embargo, actualmente hay avances aplicados en las modernas plantas de hidrógeno verde, veamos algunos de los más destacados

Electrólisis Fotovoltaica Eficiente

La eficiencia de la conversión fotovoltaica en el proceso de electrólisis ha sido objeto de intensa investigación. El estudio de Wang et al. (2023) destaca avances en el diseño de sistemas fotovoltaicos acoplados con electrolizadores, mejorando la eficiencia global del proceso. La optimización de la respuesta espectral y la integración de materiales avanzados son aspectos fundamentales de estos desarrollos.

Tecnologías de Concentración Solar para la Electrólisis Térmica

La electrólisis térmica impulsada por la concentración solar ha demostrado ser una alternativa prometedora. El trabajo de García et al. (2022) aborda avances en la integración de tecnologías de concentración solar con electrolizadores de alta temperatura. Estos avances han llevado a mejoras sustanciales en la eficiencia del proceso, allanando el camino para aplicaciones industriales a gran escala.

Desarrollo de Catalizadores Avanzados

La mejora de la eficiencia y la estabilidad de los catalizadores utilizados en la electrólisis es un área crucial de investigación. El estudio de Chen et al. (2024) se centra en el diseño de catalizadores avanzados basados en materiales nanoestructurados, demostrando mejoras significativas en la actividad catalítica y la durabilidad, aspectos clave para la viabilidad a largo plazo de la tecnología.

La aplicación de energia solar flotante para generar hidrogeno

En España, la combinación de energía solar flotante y el hidrógeno verde tiene proyectos finalizados y en funcionamiento.

La hibridación de la energía fotovoltaica flotante y el hidrógeno verde tiene grandes esperanzas. La península ibérica presenta unas características geográficas que hacen el lugar idóneo para apostar fuerte por esta hibridación de energías renovables.

El interés por el hidrógeno verde tiene que ver por sus ventajas competitivas respecto a otras tecnologías. Cabe destacar que es respetuosos con el medio ambiente, almacenable, reactivo, ligero, tiene un alto contenido energético por unidad de masa y se puede producir fácilmente a escala industrial. De momento, su gran barrera es el coste de producción, pero las empresas del sector están empleando sus mejores ingenieros y están atacando el problema.

Esta combinación de tecnologías consiste en generar hidrógeno verde a partir de la energía generada en paneles fotovoltaicos flotantes. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) considera que el coste de producción de hidrogeno a partir de electricidad renovable podría caer hasta un 30% en 2030. El argumento se basa en la disminución del coste de las energías renovables y el desarrollo de plantas híbridas de energía solar y eólica.

Los expertos afirman que el sector de la eólica marina, junto al desarrollo de paneles fotovoltaicos flotantes será unos de los pilares para alcanzar el objetivo de descarbonización de la economía europea para 2050.

La hibridacion de energia solar y el hidrogeno

Dada la tecnología existente en España de fotovoltaica flotante era evidente que había que aprovechar esta oportunidad. Un ejemplo es la planta de energía flotante en Extremadura construida por Acciona. La encontramos en el embalse de Sierra Brava (Cáceres). La planta tiene 3.000 paneles solares sobre el agua. Estos ocupan unos 12.000 metros cuadrados dentro de las más de 1.600 hectáreas del pantano (0,08% de su superficie).

El hidrógeno puede transformar otros combustibles y ofrecer una amplia gama de usos en el transporte, como el metano sintético, biometano, metanol, amoníaco y combustibles líquidos sintéticos. La aplicación industrial de las tecnologías del hidrógeno verde tiene un enorme potencial ya que podría sustituir el uso actual del gas natural entre otros usos industriales.

cursos energias renovables

La producción de energía con electrolisis

La electrolisis requiere de agua y electricidad. La producción de 1 kilo de hidrógeno necesita alrededor de 9 litros de agua. A través de este proceso se producen 8 kilos de oxígeno. Estos se aprovecharían con fines sanitarios o industriales. La producción mundial actual de hidrógeno (aprox. 70 millones de toneladas de hidrógeno) requeriría 617 millones de metros cúbicos. Continuando con comparaciones, esto se corresponde con el 1,3% del agua consumida por el sector de la energía.

Acercando el ejemplo a escala nacional, podemos pensar en el mayor embalse de España. Si la capacidad del embalse de la Serena (Badajoz), se empleara solo en su mitad para la producción de hidrógeno, su caudal sería suficiente para cubrir la actual producción anual mundial.

Bahía H2: un proyecto de energia solar e hidrógeno

El proyecto Bahía H2 Offshore fue impulsado por el clúster de energías marinas de Cantabria. Tiene como objetivo el desarrollo de un innovador sistema de generación de combustibles en forma de hidrógeno y amoniaco. Se desarrolla en condiciones marinas mediante energía solar flotante. El combustible verde obtenido se destina a buques y equipamientos del Puerto de Santander.

El proyecto Bahía H2 emplea la energía solar flotante en la producción de hidrógeno verde. Este es usado por la Autoridad Portuaria de Santander en su actividad ordinaria.

El proyecto Bahía H2 consiste en el diseño, construcción, instalación y puesta en marcha de una plataforma flotante a escala. También, incluye un prototipo de producción offshore de hidrógeno y amoniaco verde alimentado por estas plataformas de energía fotovoltaica flotante. Para ello, integrará las tecnologías de electrólisis PEM y transformación in situ en amoniaco (NH3) mediante proceso Haber-Bosch.

Aunque en esta primera fase las soluciones tecnológicas serán testadas en una zona portuaria, su aplicación final se realiza en condiciones alejadas de la costa. El horizonte abre un espectro de oportunidades de negocio en concreto en el ámbito del transporte marítimo.

El desarrollo de la energía renovable marina implica incorporar a estas instalaciones de generación offshore sistemas de almacenamiento energético. En este punto, el hidrógeno es uno de los vectores que mejor se adapta a las necesidades. Por otro lado, el amoniaco parece ser el método idóneo para su almacenamiento, transporte y distribución.

Copenhagen Energy Islands emplea sus recursos en producir hidrógeno en alta mar. Esta empresa innovadora tiene como objetivo construir una red de 10 plantas de hidrógeno verde en alta mar.

La empresa, liderada por Copenhagen Infrastructure Partners (CIP), busca construir centros de energía renovable. Cada uno con una capacidad de aproximadamente 10 gigavatios, hasta alcanzar un total de 100 gigavatios. Si bien aún no se han determinado las ubicaciones exactas, se están considerando sitios potenciales en el Mar del Norte, el Mar Báltico y el Sudeste Asiático, ricos en vientos.

Copenhagen Energy Islands gestionará estas instalaciones marinas no sólo como plantas de energía sino también como vectores de energía. El proposito es facilitar las conexiones con los mercados energéticos locales y globales. El hidrógeno verde también puede servir como medio de almacenamiento, generando electricidad a partir de recursos renovables cuando sea necesario.

El hidrógeno verde se puede transportar desde los parques eólicos marinos hasta la costa a través de tuberías o barcos. Esto reduce significativamente los costos de transmisión.

Hydepoint: el desafio de producir hidrógeno en el mar

Hydepoint es una empresa que se ha marcado como objetivo producir hidrógeno en el mar. Pretende resolver varios desafíos relacionados con el desarrollo y la mejora de la energía eólica marina. Esta empresa nace de la alianza de tres grandes compañias noruegas con amplia trayectoria en energía.

Tras analizar la demanda de combustible de hidrógeno, han unido sus fuerzas para desarrollar una subestación marina combinada y una fábrica de hidrógeno.

Moreld aporta soluciones de infraestructura en alta mar, Kongsberg contribuye con sistemas de gestión y energía, y Arendals Fossekompani ofrece soluciones para una planificación y operación optimizadas.

La demanda de hidrógeno producido a partir de energías renovables está aumentando rápidamente. La utilización de los recursos eólicos marinos también está creciendo rápidamente. La energía eólica marina es una fuente importante de nuevas energías renovables a nivel mundial. Un mayor desarrollo de la energía eólica marina requerirá un fortalecimiento significativo de la red eléctrica. Una conversión parcial o total de la energía a hidrógeno reducirá la necesidad de inversiones en la red y aumentará efectivamente la producción de hidrógeno.

La oportunidad de producir hidrógeno en el mar

“Hydepoint es una solución completa para recibir, convertir y transmitir todo el potencial energético de los parques eólicos marinos, con una dependencia reducida de la red eléctrica terrestre. Situado en el océano, cerca de parques eólicos, Hydepoint puede convertir toda o parte de la energía en hidrógeno. Esto reducirá la necesidad de ampliar la red eléctrica tanto en tierra como en tierra”, explica Morten Henriksen, vicepresidente ejecutivo de Arendals Fossekompani.

“La demanda de hidrógeno ya es significativa y se espera que crezca aún más. El hidrógeno se utiliza directamente en varias industrias y también se utilizará para la producción de portadores de energía alternativos, como el amoníaco y el GNL sintético. Esto tendrá un efecto ambiental positivo tanto a corto como a largo plazo”, añadió Henriksen.

El director ejecutivo de Kongsberg, Geir Haoy, dijo: “Para que la energía eólica marina funcione en sistemas energéticos complejos, es fundamental garantizar soluciones atractivas y sólidas para la conversión, el almacenamiento y la gestión de la energía. Hydepoint contribuye a resolver estos desafíos al permitir que el excedente de energía se convierta directamente en hidrógeno en alta mar. El hidrógeno se puede almacenar, transportar y utilizar alternativamente”.

El director ejecutivo de Moreld, Geir Austigard, dijo: “Existe un gran potencial para reducir costos a través de soluciones que pueden industrializarse, estandarizarse y construirse en grandes cantidades. Hydepoint ofrecerá subestaciones completamente desarrolladas donde tanto los costos como el tiempo de entrega se reducen significativamente”.

Los socios de hydepoint

Los participantes en el proyecto Hydepoint son:

Arendals Fossekompani (AFK) es una empresa de inversión en tecnología verde. Posee empresas relacionadas con la energía y la tecnología que permiten la transición hacia una economía verde.

Moreld es una empresa de tecnología industrial que brinda servicios y tecnología al sector energético. Tiene una sólida posición en la industria marina y offshore.

Konsberg es una corporación que ofrece sistemas y soluciones para clientes que operan en condiciones extremadamente desafiantes. Trabajan con naciones, empresas y entornos de investigación para ampliar los límites del desarrollo tecnológico en industrias.

Obstaculos de producir el hidrogeno en el mar

Según la Agencia Internacional de Energías Renovables, transportar hidrógeno líquido en barco no tiene ningún sentido desde el punto de vista de la física ni de la economía. Una frase dura, pero bien argumentada por los expertos.

Los expertos alemanes afirman la forma más económica sería mandarlo en forma de amoníaco (NH³), un derivado del hidrógeno. Los argumentos de los expertos son:

  • es preferible el amoníaco por su densidad energética
  • su tecnología de síntesis está ampliamente probada
  • las cadenas de suministro existentes son más adecuadas

Los defensores del hidrógeno líquido indican que su densidad energética es insuperable frente al resto de alternativas de los combustibles fósiles. Pero desde la consultora Mackenzie, «esta superioridad es irrelevante ya que el hidrógeno líquido debe ser transportado en grandes tanques de metal, por lo que realmente importa es su densidad de energía por volumen.

A presión atmosférica normal, el hidrógeno contiene solo 3kWh de energía por metro cúbico, por lo que debe comprimirse o licuarse para aumentar su densidad de energía, a 1.411 kWh/m³ (a una presión de 700 bares) o 2350kWh/m³ cuando se enfría en líquido a una temperatura templada de menos 253 °C.

Por su parte la densidad volumétrica del amoníaco es un 59% más alta: 3.730 kWh/m³ cuando se almacena en su forma líquida estándar a menos 33,3 °C.

Por lo tanto, si usamos barcos del mismo tamaño y capacidad, sobre el papel se necesitarían más de 3 envíos de hidrógeno líquido (LH² ) para transportar la misma cantidad de energía que 2 envíos de amoníaco.

LA TASA DE EVAPORACIÓN EN EL TRANSPORTE DE HIDRÓGENO EN BARCO

Según una publicación de la revista Energy Reports, el transporte de 160.000 m³ de hidrógeno líquido desde Qatar a Japón daría como resultado una tasa de evaporación anual del 13,77 %.

Esto significa que el 13,77% del peso de su carga se perdería en el transcurso de un año (24 viajes). Por el contrario, una embarcación del mismo tamaño que transporte 160.000 m³ de amoníaco líquido en la misma ruta perdería solo el 0,325 % del peso de su carga por evaporación.

A esto se añade el menor coste de producción del amoníaco. Según el portal Recharge, una carga de 160.000 m³ (un tamaño estándar de buque de GNL) de hidrógeno líquido costaría alrededor de 200 dólares por MWh. Cifra que podemos comparar en un envío de similares características de amoníaco líquido, que costaría menos de 88 dólares el MWh.

La producción de hidrógeno renovable es el objetivo de la empresa española de ingeniería Ansasol. El pasado 2023 ha culminado la construcción de 12 nuevos proyectos enfocados en energía fotovoltaica e hidrógeno verde. Los proyectos fotovoltaicos, que aportan una capacidad instalada de 114,3 MWp y una producción anual aproximada de 191.570 MWh, se combinan con los avances de la unidad de negocios Hydron, que ha impulsado 9 proyectos de hidrógeno verde. Estos proyectos de electrólisis suman una capacidad de 350 MW y generan alrededor de 45.000 toneladas de hidrógeno verde anualmente.

Ansasol está especializada en el desarrollo de plantas fotovoltaicas y plantas de hidrógeno verde. Ha demostrado su compromiso con la expansión y crecimiento continuos al incorporar durante el pasado año, tres nuevos proyectos de energía fotovoltaica y nueve proyectos de hidrógeno verde a su cartera de desarrollo.

Hydron gestiona la unidad para producir hidrógeno verde

Ansasol se ha consolidado a través de Hydron en el desarrollo de hidrógeno verde en España. Esta unidad de negocio ha puesto en marcha 9 proyectos, totalizando 350 MW de capacidad de electrólisis.

Los proyectos de hidrógeno verde se encuentran en diversas ubicaciones de España, como Badajoz, Cáceres, Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Estas se encuentran actualmente en diferentes etapas de desarrollo. Su capacidad combinada de electrólisis asciende a 350 MW. Tiene una producción anual estimada de 44.670 toneladas de hidrógeno verde. Ansasol, a través de Hydron, se consolida con cerca de 1,6 GW de potencia de electrólisis en España.

Además, Ansasol tiene planes para establecer 20 hidrogeneras en la red de carreteras nacionales, destinadas al suministro de hidrógeno para camiones, autobuses, vehículos ligeros y maquinaria pesada, contribuyendo así a la expansión de la movilidad sostenible en el país.

La fotovoltaica necesaria para producir hidrógeno verde

En el ámbito fotovoltaico, Ansasol ha puesto en marcha proyectos significativos durante 2023, como Gazules I y II en Alcalá de los Gazules, Villanueva de Algaida en Málaga, y Las Vaguadas en Badajoz, totalizando 23,7 MWp de capacidad instalada y generando conjuntamente 191.570 MWh anuales. Con estos nuevos proyectos, Ansasol refuerza su posición como un referente en el desarrollo de proyectos de energía fotovoltaica en España. Actualmente, acumula más de 1.200 MW de capacidad fotovoltaica en nuestro país.

La destacada trayectoria de Ansasol en la implementación exitosa de proyectos renovables favorecerá su capacidad de producir hidrógeno verde. Destaca su papel crucial en la generación de energía limpia y su compromiso con el mantenimiento de sus instalaciones fotovoltaicas.

Declaraciones del CEO

Tobias Greiling, CEO y cofundador de Ansasol, afirmó: “En Ansasol, llevamos años situándonos como una de las empresas líderes en el desarrollo de energías renovables en el panorama español. Para ello, hemos puesto en marcha un ambicioso plan de desarrollo de proyectos de energía fotovoltaica e hidrógeno verde. En 2023 nos ha permitido experimentar un importante crecimiento. De cara a 2024, continuaremos con este plan de crecimiento para reforzar nuestra posición como uno de los actores fundamentales en la transición energética”.

Las compañías Lhyfe y Source Galileo buscan sinergias para liderar la producción de hidrógeno renovable en Inglaterra e Irlanda. Lhyfe es un destacado productor y proveedor europeo de hidrógeno verde. Source Galileo es un desarrollador importante en energías renovables. Estas empresas han formalizado una colaboración estratégica con el objetivo de desarrollar unidades comerciales de producción de hidrógeno verde y renovable. Ambas compañías se unen para combinar su experiencia y recursos. Juntas buscan generar y suministrar hidrógeno a diversos sectores industriales y de transporte, contribuyendo así a la creciente demanda de energía limpia y sostenible.

Este acuerdo entre Lhyfe y Source Galileo implica planes concretos para varias unidades de producción, con especial énfasis en la identificación de consumidores en Irlanda y la evaluación de factores clave como la disponibilidad de la red, el suministro eléctrico, la accesibilidad del terreno y los requisitos de planificación. Ambas compañías están convencidas de que sus economías de escala permitirán una rápida implementación del hidrógeno verde, ofreciendo alternativas a las empresas que buscan reducir su dependencia de combustibles fósiles.

En una fase inicial, la colaboración se centrará en utilizar electricidad proveniente de fuentes renovables terrestres. No obstante, a largo plazo, se considera la posibilidad de aprovechar el vasto potencial de energía eólica marina en el Reino Unido e Irlanda para superar limitaciones en la red eléctrica. Este enfoque se alinea con las metas nacionales. El Gobierno británico ha duplicado su objetivo de producción de hidrógeno bajo en carbono a 10 GW para 2030. Se desea que al menos la mitad sea proveniente de hidrógeno verde. Por su parte, Irlanda también ha establecido objetivos ambiciosos en su Estrategia Nacional del Hidrógeno. Tiene planes para desarrollar 2 GW de producción de hidrógeno a partir de parques eólicos marinos para 2030.

Lhyfe, reconocida por ser una empresa pionera en la producción de hidrógeno verde mediante electrólisis y energía renovable. Ha expandido sus operaciones en Europa, incluyendo la inauguración de tres plantas en Francia en 2021 y 2023. Con planes ambiciosos, la empresa busca alcanzar una capacidad de producción de hidrógeno verde de 200 MW para finales de 2026 y 3 GW para finales de 2030.

En paralelo, Source Galileo, como entidad dedicada al despliegue de proyectos de energías renovables a gran escala, cuenta con una cartera de aproximadamente 10 GW de proyectos eólicos marinos y de hidrógeno en desarrollo en el Reino Unido, Irlanda y Noruega. Además, la empresa se involucra en el desarrollo de proyectos solares y de almacenamiento de baterías en tierra, contribuyendo de manera integral a la transición energética.

Sinergias para aumentar la producción de hidrógeno renovable

La alianza estratégica entre Lhyfe y Source Galileo refleja el compromiso compartido de ambas empresas con la expansión de las energías renovables y el impulso de soluciones sostenibles para abordar los desafíos actuales en la matriz energética. Este es un paso significativo hacia la consecución de objetivos más amplios de descarbonización. Inspirado en un hub tecnólogico contribuirá a una transición hacia una economía más sostenible en el Reino Unido e Irlanda.

Declaraciones de Source Galileo

Kevin Lynch, director general de Source Galileo ha afirmado: “Creemos que el desarrollo de una economía del hidrógeno junto a la electricidad es fundamental para la transición energética. Tanto el Reino Unido como Irlanda tienen estrategias para el hidrógeno. El Reino Unido se ha comprometido a desplegar 50 GW de energía eólica marina para 2030. Por otro lado, Irlanda tiene previsto desarrollar al menos 20 GW de energía eólica marina para 2040. Su objetivo inicial es de 2 GW de producción de hidrógeno a partir de energía eólica marina para 2030. Nuestra asociación proporciona una plataforma terrestre y marina. Es un importante paso adelante desde el que ayudar a cumplir los objetivos gubernamentales en materia de hidrógeno”.

Por su parte, Stirling Habbitts, director de Desarrollo de Negocio de Hidrógeno de Source Galileo ha explicado: “Con Lhyfe, nos orientamos hacia la descarbonización de sectores difíciles, en particular los procesos industriales, mediante el uso de hidrógeno verde. El papel del hidrógeno como vector energético será fundamental para superar las limitaciones emergentes en las redes eléctricas actuales, garantizando un suministro suplementario y adicional de energía limpia a las industrias más allá de las capacidades actuales de la red eléctrica”.

Declaraciones de Lhyfe

La directora comercial de Lhyfe, Taia Kronborg ha informado: “Nos complace anunciar este acuerdo con Source Galileo, que representa una oportunidad apasionante para impulsar la transición hacia la energía limpia con la producción de hidrógeno verde a gran escala. En Lhyfe estamos avanzando a buen ritmo para permitir la descarbonización de nuestras comunidades y liberar el extraordinario potencial de las energías renovables en el Reino Unido e Irlanda. El hidrógeno verde es una de las soluciones clave para alcanzar la energía neta cero, y la buena noticia es que está disponible para su despliegue hoy mismo, mejorando la seguridad energética nacional a la vez que se turboalimentan las economías locales”.

«Hydroformic» es una tecnología desarrollada por parte de un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La innovadora tecnica utiliza ácido fórmico como portador de hidrógeno para lograr una producción segura, sostenible y económica de hidrógeno en condiciones ambientales estándar. Publicados en el Journal of Materials Chemistry, los resultados de este estudio ofrecen una solución prometedora para el transporte y almacenamiento eficiente del hidrógeno verde, destacando su escalabilidad y la reciente protección mediante patente.

La investigación aborda la problemática asociada al transporte y almacenamiento de hidrógeno, subrayando las limitaciones de métodos convencionales como la compresión a alta presión y la licuefacción. El bajo contenido energético por unidad de volumen del hidrógeno plantea desafíos logísticos significativos. En este contexto, el equipo de investigadores propone el uso de compuestos orgánicos líquidos portadores de hidrógeno (LOHCs), con un enfoque innovador que utiliza ácido fórmico como LOHC debido a su estabilidad y baja toxicidad.

La tecnología «Hydroformic» permite la obtención instantánea de hidrógeno limpio a partir de ácido fórmico en condiciones ambientales estándar (25 °C y 1 atm de presión). La clave de esta innovación reside en el desarrollo de un catalizador estructurado, fabricado mediante tecnologías de impresión 3D. El catalizador es un monolito 3D altamente poroso basado en carbón activado y recubierto con nanopartículas de paladio. Su misión es aceler la deshidrogenación catalítica del ácido fórmico, logrando una mayor eficiencia en la producción de hidrógeno en comparación con reactores convencionales. Un avance tan importante como la producción de hidrógeno en depuradoras.

Los estudios del equipo demuestran conversiones de ácido fórmico que oscilan entre el 81% y el 99%, manteniéndose durante periodos prolongados de operación. Factores como la temperatura, la concentración inicial de ácido fórmico y el tiempo de contacto con el catalizador son determinantes en este proceso. A pesar de la desactivación del catalizador con el uso, se destaca su capacidad de regeneración mediante un simple proceso de secado a 60 °C.

Futuras aplicaciones

«Hydroformic» presenta un enfoque prometedor para la producción de hidrógeno de alta calidad, y evita las limitaciones de los métodos convencionales. Su escalabilidad, ausencia de necesidad de equipos sometidos a presión y el uso de un catalizador fabricado mediante impresión 3D facilitan su adaptación a diversas geometrías y dimensiones de reactor. Estos resultados abren la puerta a futuras aplicaciones en el campo del transporte y almacenamiento de hidrógeno, promoviendo una alternativa sostenible y eficiente en la matriz energética.

En un paso significativo hacia la expansión de la producción de hidrógeno renovable en Europa, Equinor y Linde han formalizado un acuerdo estratégico para colaborar en el desarrollo del proyecto H2M Eemshaven en Países Bajos. Este acuerdo consolida a ambas empresas como socios clave en la materialización de esta iniciativa, que busca transformar gas natural con bajas emisiones de carbono en hidrógeno mediante la captura y almacenamiento de CO2 (CAC).

En virtud de este acuerdo, Equinor asegurará no solo el acceso a la capacidad de transporte, sino también a las instalaciones de almacenamiento de carbono. Como parte de su compromiso con la transición hacia una economía baja en carbono, Equinor contribuirá al mercado ofreciendo hidrógeno renovable proveniente de este proyecto pionero.

Linde, por su parte, asumirá un papel integral en la ejecución del proyecto, encargándose de la construcción, copropiedad y operación de la instalación de producción de hidrógeno, así como del sistema de captura y transferencia de carbono. La firma internacional de ingeniería y gases industriales aportará su experiencia y liderazgo en el campo para garantizar el éxito y la eficiencia del proyecto.

H2M Eemshaven y la transformación de gas natural en hidrógeno

La instalación proyectada en la zona industrial de Eemshaven será instrumental en la conversión del gas natural extraído de la plataforma continental noruega en hidrógeno con emisiones de carbono notablemente reducidas mediante el CAC. Una destacada característica de este proyecto es que más del 95% del CO2 capturado se almacenará de forma segura y permanente bajo el lecho marino frente a la costa de Noruega, contribuyendo así a la mitigación efectiva de las emisiones.

El cronograma del proyecto apunta hacia el inicio de la producción a finales de 2028. Además, la planta de hidrógeno estará interconectada con los gasoductos de hidrógeno terrestres planificados tanto en Países Bajos como en Alemania, facilitando la distribución eficiente de este recurso clave en la transición hacia una matriz energética más sostenible.

El proyecto H2M Eemshaven no solo se alinea con la estrategia específica de Equinor, sino que también contribuye a la visión más amplia de la empresa. Equinor busca activamente desarrollar la producción de hidrógeno en colaboración con diversos grupos industriales europeos, subrayando su compromiso con la provisión de energía limpia y confiable en la región.

El aporte de Linde en la conversión de gas natural en hidrógeno

Linde, una empresa líder en ingeniería y gases industriales con una presencia global destacada, desempeña un papel crucial en la materialización de proyectos de hidrógeno renovable. Con una rica historia de innovación y soluciones sostenibles, Linde se destaca como un actor clave en la transformación de la industria hacia fuentes de energía más limpias.

Su participación en el proyecto H2M Eemshaven refleja su compromiso continuo con el desarrollo y la implementación de tecnologías avanzadas para la producción y distribución eficiente de hidrógeno. Linde aporta no solo su experiencia técnica, sino también su visión estratégica para avanzar hacia una economía impulsada por energías renovables y descarbonizadas.

El acuerdo entre Equinor y Linde para el desarrollo del proyecto H2M Eemshaven marca un hito en la transición hacia la economía del hidrógeno en Europa. Este proyecto no solo representa una colaboración estratégica entre dos actores clave en la industria, sino que también contribuirá significativamente a la disponibilidad de hidrógeno renovable en la región. Con Linde desempeñando un papel esencial en la implementación, se espera que este proyecto sirva como modelo para futuras iniciativas destinadas a acelerar la adopción de tecnologías sostenibles en la producción y uso de hidrógeno.

Declaraciones del proyecto

Grete Tveit, vicepresidenta senior de soluciones bajas en carbono en Equinor, ha explicado: “El proyecto H2M Eemshaven es parte de nuestra estrategia para desarrollar la producción de hidrógeno en tres a cinco grandes grupos industriales en Europa para 2035. La experiencia de Linde en el desarrollo, ejecución y operación seguros de plantas de captura de hidrógeno y carbono complementa la experiencia y competencia de Equinor en el marketing energético. y CAC. Juntos podemos producir hidrógeno con bajas emisiones de carbono para garantizar una energía limpia y fiable para Europa. Esperamos desarrollar este importante proyecto junto con Linde”.

Stefano Innocenzi, presidente de la Región Europa Occidental de Linde, ha añadido: «La transición hacia una economía baja en carbono está ganando impulso constantemente. Esperamos trabajar con Equinor y contribuir con la tecnología y la experiencia de Linde para desarrollar este proyecto emblemático».

El primer transbordador de hidrógeno con combustible dual en Alemania ha sido puesto en marcha por FRS Windcat Offshore Logistics (FWOL). La empresa ha anunciado con entusiasmo el despliegue pionero del Hydrocat 55. Está destinado a operar en colaboración con 50Hertz, que es un destacado operador eléctrico alemán. Este hito, marcado por la entrega del buque en la primavera de 2023, inicia una fase conjunta de operaciones en diversos parques eólicos en el mar Báltico alemán.

El Hydrocat 55 es un buque de transferencia de tripulación (CTV). Se distingue por su propulsión mediante la innovadora tecnología de hidrógeno de combustible dual desarrollada por CMB. Representando una significativa innovación en la industria eólica marina, este buque simboliza un avance destacado en las iniciativas de descarbonización para FWOL, con sede en Flensburg, Alemania. Este nuevo añadido a la flota de seis barcos operados por FWOL en el Mar del Norte y el Mar Báltico de Alemania y Dinamarca, todos bajo la bandera alemana, refuerza el compromiso de la empresa con prácticas marítimas sostenibles.

Tecnología dual en el transbordador de hidrógeno

Con un sistema de hidrógeno dual fuel, el Hydrocat 55 logra una reducción sustancial de las emisiones de CO2 durante su operación. Este sistema logra una significativa disminución de las emisiones de NOx. Con una longitud de 25 metros, el transbordador de hidrógeno tiene capacidad para alojar a 24 pasajeros y 2-3 miembros de la tripulación. Su depósito de hidrógeno tiene una capacidad de 207 kg en 27 cilindros, lo que permite una autonomía eficiente. El motor está fabricado por MAN Engines para el uso de combustible dual y reequipado por CMB. Su sistema de inyección de hidrógeno contribuye a la eficacia de esta avanzada solución marítima.

La adopción del hidrógeno en el Hydrocat 55 posibilita una reducción significativa tanto en el consumo de diésel como en las emisiones de CO2, proporcionando flexibilidad y seguridad óptimas. La colaboración con el socio holandés de la empresa conjunta Windcat ha resultado en la construcción de otros cinco CTV similares, con esfuerzos conjuntos para optimizar aún más la tecnología del buque y reducir las emisiones de CO2 de manera continua.

Este CTV comenzará sus pruebas en enero, con una duración de un año, utilizando hidrógeno verde de forma regular. La elección de hidrógeno verde destaca como una estrategia que no requiere modificaciones en el motor principal de la embarcación, lo que mantiene el mantenimiento y las reparaciones en niveles convencionales. La versatilidad de este enfoque permite al motor funcionar con diésel en cualquier momento, proporcionando una solución práctica y eficiente.

El transbordador de hidrógeno: hacia una nueva era marítima

Este innovador paso de FWOL refleja la creciente exploración de combustibles duales y biocombustibles en el ámbito marítimo. La propulsión naval mediante combustibles duales, como el hidrógeno, emerge como una estrategia integral para reducir las emisiones y avanzar hacia una navegación más ecológica. La capacidad de utilizar diésel en paralelo con hidrógeno ofrece una transición gradual y eficaz hacia soluciones más sostenibles sin sacrificar la eficiencia operativa.

La implementación del Hydrocat 55 resalta la sinergia entre la innovación tecnológica y la sostenibilidad en el transporte marítimo. A medida que la industria continúa explorando nuevas formas de propulsionar buques con fuentes de energía limpias, se vislumbra una prometedora era de prácticas marítimas más respetuosas con el medio ambiente.